La segunda solución de línea completa de Sidel para un embotellador lituano disminuye el peso del envase en un 30%

12/04/2016

 

Tras el éxito de su proyecto inicial de embotellado en PET completamente nuevo, la empresa encargó a Sidel otra línea con un alcance de suministro muy similar.Además, Sidel colaboró en el diseño de nuevas y atractivas formas de botella para BMV, que permiten a la empresa diferenciar su producto e incrementar las ventas de sus marcas de agua. Gracias al nuevo diseño, las botellas se aligeraron en hasta un 30%.

 

«Estábamos realmente satisfechos con el rendimiento logrado por la primera Sidel Combi, una Sidel Combi FMc, en términos de seguridad y eficiencia de la producción. Creemos que con esta solución inicial de línea completa se integraron soplado, llenado y tapado por primera vez en los países bálticos. Cuando volvimos a considerar un incremento en nuestro volumen de producción, no tuvimos ninguna duda: la Sidel Combi era la opción lógica», señala Norbertas Pranckus, CEO de BMV.

 

Aprovechar un recurso natural al máximo

BMV es un reconocido proveedor líder de agua mineral en los países bálticos. El agua que embotella, rica en minerales saludables y famosa por sus propiedades exclusivas y por tener el mayor nivel de mineralización de toda Europa, se envasó con fines industriales por primera vez en 1924. Hoy en día, BMV es una empresa moderna que utiliza tecnología de avanzada y estrictos métodos de control de calidad para llevar el agua mineral natural desde su fuente original al consumidor exactamente de la misma manera en que la disfrutaron sus antepasados en la región. BMV comercializa tres marcas de agua en la actualidad: Vytautas, Birute y Akvile (esta última es apta para los alimentos para bebés). Las bebidas de la empresa se exportan a muchos países, como los países bálticos colindantes y otros más lejanos: el Reino Unido, los Estados Unidos, China y la región del Golfo.

 

Un flamante proyecto exitoso 

BMV, Lithuania bottle_gasEn 2008, BMV comenzó a embotellar agua mineral bajo la marca Akvile. Unos años más tarde, la empresa decidió actualizar una de sus líneas de producción con nuevos equipos y recurrió a Sidel por primera vez. El productor báltico solicitó a Sidel que preparara una propuesta técnica y financiera para una nueva solución completa de línea de envasado con el fin de embotellar su marca de agua Akvile. Se trataba de un proyecto totalmente nuevo para aumentar la capacidad de producción de agua en envases de PET y así satisfacer las demandas del mercado.

Un equipo exclusivo de Sidel colaboró estrechamente con el cliente en las primeras fases del primer proyecto de línea embotelladora para agua de la empresa. El equipo desarrolló un programa completo para el plan, seleccionó todos los equipos específicos, definió la disposición en el piso y el cronograma de implementación; asimismo, realizó un detallado análisis de costos y una planificación del presupuesto que incluía la gestión de la participación de terceros. Para asegurarse de que la línea estuviera lista para la producción, Sidel utilizó la más reciente tecnología y los últimos métodos, como estudios de viabilidad, modelización por simulación y animaciones en 3D, con el fin de garantizar que los planes maestros de la línea se construyeran cuidadosamente y se controlaran a la perfección.

Una vez establecido el diseño para la nueva línea de agua, se lo implementó de la forma más rápida y eficiente posible. Fue preciso planificar, gestionar y seguir todo el proceso rigurosamente, desde el principio hasta el final. El equipo de Sidel aseguró una entrega y una aceleración sin complicaciones sobre la base de una gestión detallada del proyecto y de la planta, lo que garantizó que los objetivos se alcanzaran en tiempo récord.

«Estábamos particularmente satisfechos con toda la experiencia de nuestro trato con Sidel y observar los beneficios de la experiencia de la empresa en materia de respaldo en ingeniería fue clave en el éxito de este flamante proyecto y solución de línea completa», explica Norbertas Pranckus, CEO de BMV.

 

La Sidel Combi: un entorno de producción muy seguro y eficiente

BMV, Lithuania stillTanto la seguridad y la integridad del producto como la eficiencia de la producción eran prioridades importantes para el embotellador de agua y la Sidel Combi FMc original se adaptaba perfectamente a sus expectativas. Su recinto único de fabricación, que incluye las tres funciones principales integradas en un sistema de presión positiva con aire filtrado, asegura un entorno de producción sumamente limpio y seguro. El diseño higiénico de la válvula de llenado, sin partes mecánicas que entren en contacto con el agua en la botella y con un proceso de llenado que se controla mediante una válvula de membrana neumática, garantiza un llenado seguro. Además, se implementaron otras opciones higiénicas en la configuración Combi, como la filtración de aire y una protección de sobrepresión en la zona, para optimizar aún más la seguridad alimentaria.

La Combi también brinda niveles de eficiencia hasta un 4 % superiores a los de las máquinas independientes. Los caudalímetros magnéticos que controlan el volumen de llenado aseguran una dosificación exacta, al tiempo que los parámetros de cada válvula se controlan directamente desde el pupitre del operador. La utilización de botellas falsas automáticas para cerrar el circuito de llenado durante la limpieza interna y externa de las válvulas (limpieza en el sitio, o «CIP», por sus siglas en inglés) contribuye a un cambio de producto rápido y seguro.

Sobre la base del rendimiento de la nueva línea de embotellado montada para la producción de Akvile, se instaló una segunda línea de Sidel.

 

Una segunda solución de línea completa para PET satisface los requerimientos de una instalación compleja

BMV renovó su confianza en Sidel tan solo siete meses después de haber encargado los primeros equipos; de esta manera, invirtió en esta segunda solución de línea completa para PET de Sidel para la producción de la marca Vytautas en la planta de Birštonas. La línea cuenta con un alcance de suministro muy similar, asegurando así que se volverían a obtener las ventajas y beneficios de la Combi. Sin embargo, la instalación de esta segunda línea fue más complicada, ya que el espacio disponible era un 20 % más compacto que el de la línea de embotellado inicial.

Valentinas Lukosevicius, el director de producción de la planta de BMV en Birštonas, comentó: «La instalación de la segunda línea fue un gran desafío, tanto para nosotros como para Sidel.    Esta nueva línea de Sidel remplazaba una antigua línea existente y, por lo tanto, las restricciones que imponía el espacio limitado en el piso de la planta debían tomarse muy en cuenta durante el diseño de la disposición de la línea.  Por eso, la amplia experiencia de Sidel en materia de proyectos fue un factor fundamental en el logro de nuestros objetivos».

Esta nueva solución de línea completa comprende: una Sidel Combi 8 FMc, un sistema de desempolvado de tapas por aire, lámparas UV en el riel de entrada, una etiquetadora Sidel Rollquattro Evolution, un transportador para tapas deportivas y planas, un codificador, una empaquetadora, un aplicador de asas para paquetes dobles, transportadores de botellas y de paquetes y un paletizador.

Lukosevicius prosigue: «Valoramos particularmente el servicio integral de atención al cliente, la excelente colaboración y el respaldo para la ingeniería que recibimos de Sidel, tanto en lo que se refiere a los equipos elegidos, como al diseño de la línea completa y su rápido montaje. Todo ello resultó en lo que solo puede describirse como una instalación sumamente exitosa, sobre todo si se tiene en cuenta el hecho de que necesitábamos mantener los paros de producción en un mínimo absoluto, instalando la nueva línea lo más rápido posible. Las primeras botellas comercializables, que salieron de la línea un mes antes del cronograma previsto, nos permitieron estar listos y prepararnos para nuestra temporada alta con mucho tiempo de anticipación.

 

Un envasado en PET elegante para una impactante renovación de la marca

Sidel diseñó las nuevas formas de botellas para impulsar las marcas Vytautas y Birute, destinadas, sobre todo, al público masculino y femenino, respectivamente. El cuerpo de la botella, que presenta elegantes curvas y hombros alargados, está grabado con el logo de la marca y su contenido mineral. Se adoptó la misma forma para ambos tipos de agua (con y sin gas), con pequeñas diferencias en la base, y se implementó para una familia completa de cuatro tamaños de botellas.

A pesar de que el formato principal fabricado en la nueva línea es el de 1,5 litros, se cuenta con la flexibilidad de embotellar agua con o sin gas en los cuatro tamaños diferentes de envases en PET: 0,5, 1,0, 1,25 y 1,5 litros, hasta una velocidad máxima de producción de 16 000 botellas por hora. Estos niveles de elaboración representan una velocidad tres veces más alta que la de la línea de BMV anterior. Este significativo aumento en la capacidad de producción ayudó a BMV a proveer a su mercado local, además de brindarle la oportunidad de expandir sus exportaciones a Polonia y Rusia.

 

El aligeramiento y el reciclado contribuyen aún más a la sostenibilidad de BMV

Como una forma de mostrar su agradecimiento por el recurso natural que la empresa aprovecha, junto con un sentido de responsabilidad hacia el medio ambiente, la sociedad en su conjunto y las generaciones futuras, BMV tiene el firme compromiso de contribuir al mantenimiento de un equilibrio ecológico. Por lo tanto, la compañía se fijó varios objetivos de sostenibilidad, para los que la implementación de la línea completa y los nuevos diseños de botella representaron un aporte fundamental.

Una de las principales consideraciones medioambientales es la cantidad de plástico utilizado para la producción de las botellas, algo que BMV tiene el sólido convencimiento de reducir al mínimo. «La nuestra fue la primera empresa lituana en disminuir el contenido de PET en sus botellas, mediante la adopción del sistema de tapado de cuello corto y el recorte del uso de PET en hasta 50 toneladas por año. Las nuevas botellas diseñadas por Sidel también contribuyeron a aligerar las botellas en hasta un 30 %», comenta Pranckus. Luego, BMV decidió comenzar a usar solo materiales de envasado reciclables en su proceso de embotellado; también se comprometió a reciclar efectivamente los desechos resultantes en lugar de limitarse a transferir la responsabilidad a terceros.

Por último, el productor báltico se concentró en mejorar sus equipos de producción en la medida de lo posible para mejorar aún más su impacto medioambiental. La empresa tenía la intención de reducir el total de energía eléctrica que consumía mediante la implementación de tecnologías innovadoras y ecológicas. «El Sidel Ecoven que se utiliza dentro de la configuración Combi contribuye de manera significativa a lograr este objetivo y ambas líneas completas de Sidel aportan una importante reducción del consumo de energía eléctrica a la empresa», finaliza Pranckus. 

 

 

Download el comunicado de prensa.

Imagen HD to download

 

Número de RFC: IT01787680345